lunes, 16 de julio de 2007

UNA LUZ EN MEDIO DE LAS TINIEBLAS

“Ensayo sobre la ceguera” de José Saramago es una excelente obra. Ésta nos sumerge en una ceguera blanca, que se produce y contagia de un modo misterioso.

Sus personajes son muy complejos. Es muy atractiva la forma en que Saramago los presenta, ya que el lector no los conoce por su nombre, sino por lo que dicen o hacen. La mujer del médico es un personaje muy interesante, ya que es la única persona que siempre ve. En analogía con la actualidad, la mujer del médico representa la luz, la esperanza, en un mundo donde reinan los sentimientos negativos.

Saramago es un excelente descriptor. Muestra los lugares en donde se desarrolla la historia, de una manera tan bien narrada, que quien lee puede ver, oler, percibir cada detalle. Además no establece un lugar y una época específica, lo cual es bueno, ya que permite al lector echar a volar su imaginación y que de esta manera ubique al manicomio, en donde se encuentran los ciegos, en cualquier parte del mundo, en cualquier época.

José Saramago inventa nuevas técnicas o reglas de escribir que rompen con los esquemas ya establecidos. En un principio esto molesta al lector debido a que casi no existen párrafos, los diálogos se presentan seguidos y sólo se los distinguen porque comienzan con una letra mayúscula y están separados por comas. Esto provoca que el lector no pueda parar de leer e inclusive sienta la misma desesperación y ansiedad que los ciegos.

Este libro es muy recomendable, debido a su gran valor literario. “Hay novelas que después de leerlas continúan iluminando túneles en la conciencia, abriendo puertas de habitaciones a los que no nos habíamos asomado pese a estar dentro de nosotros” (Saramago)

1 comentario:

Anónima dijo...

heeey yo amo leer, voy a tomar en cuenta Ensayo sobre la ceguera como mi próxima lectura, gracias por la recomendación!